De interés

Tips, artículos y más a tu alcance

El dióxido de carbono CO2, es el principal gas que contribuye al calentamiento global. El 72% de los gases de efecto invernadero producidos es dióxido de carbono, que está muy por delante del metano en un 18% y el óxido nitroso en el 9%. El calentamiento global provoca un aumento constante de la temperatura de la Tierra debido a la manta atmosférica formada por el gas de dióxido de carbono.

LAS FUENTES DE DIÓXIDO DE CARBONO

En el estudio y análisis de los efectos que el dióxido de carbono tiene sobre el calentamiento global, es de suma importancia saber de dónde proviene el CO2. La mayor fuente de dióxido de carbono es la quema de combustibles (como el gas). El petróleo y las plantas de gas, el carbón y los automóviles juegan un papel importante en la emisión de dióxido de carbono. La deforestación también hace que la cantidad de dióxido de carbono mundial aumente drásticamente. Esto es debido a que el dióxido de carbono que hubiera sido utilizado por los árboles para su fotosíntesis se libera a la atmósfera de la Tierra. La electricidad es también un factor que conduce a las emisiones de dióxido de carbono. En los EE.UU., por ejemplo, la electricidad contribuye a alrededor de 41% de las emisiones de dióxido de carbono. Capa de CO2 Cuando el dióxido de carbono se libera en la atmósfera de la Tierra, puede permanecer allí durante uno o dos siglos. Mientras está en la atmósfera, el gas de dióxido de carbono forma una capa, la cual absorbe la energía térmica liberada de la Tierra y evita su liberación a la atmósfera. Esto resulta en la acumulación de calor y por lo tanto causa un aumento significativo de la temperatura en la Tierra.

FRENAR EL CALENTAMIENTO GLOBAL

1.-Plantar árboles contribuye a reducir la cantidad de dióxido de carbono liberado a la atmósfera.

2.-El uso de energias alternativas como el CALENTADOR SOLAR.

  • Ecológico. 100% compatible con el medio ambiente, no genera CO2.
  • Económico. La energía que alimenta el calentador es GRATUITA, proviene de la radiación solar. Esto permite un ahorro de un 80% en promedio del total de su factura de gas.
  • Rápido retorno de la inversión en solo 1.5 años, con 20 años de su vida útil.
  • Tecnología probada en + de 100 países desde hace varias décadas.
  • Libre mantenimiento. No requiere recargas, los tubos son económicos y reemplazables fácilmente.
  • Sólo se invierte en el equipo, no en la energía que lo alimenta.
  • El agua alcanza temperaturas entre 70° y 95° C.
  • Si el día está nublado, el equipo sigue funcionando. Fáciles de instalar, un plomero calificado puede instalarlo fácilmente siguiendo las instrucciones.
  • Aplicaciones diversas: viviendas, hoteles, posadas, centros de salud y educativos, gimnasios, lavanderías, comercios, industrias etc.
  • Seguro y confiable: el sistema está diseñado desfogar excedentes de temperatura y evitar riesgos de explosiones o daños. Presenta mucho menos riesgos que un calentador eléctrico o a gas.
  • Si tiene un boiler de gas o eléctrico, no es necesario retirarlo. Queda como respaldo, pueden funcionar de manera integrada para que el boiler se pueda encender si se necesita reforzar la temperatura en situaciones críticas de varios días de frio con lluvia.